viernes, 26 de septiembre de 2014

Llega a las Bibliotecas Públicas de El Rosario una nueva modalidad de préstamo con eBiblio Canarias

A partir de hoy día 26 de septiembre llega  a las Bibliotecas Públicas una nueva modalidad de préstamo llamada eBiblio Canarias, un servicio que hace posible la lectura de libros electrónicos a través de internet, poniendo a disposición de la ciudadanía una plataforma tecnológica que le permitirá acceder al catálogo y tomar en préstamo las principales novedades editoriales en formato digital y poderlas leer en distintos dispositivos: tabletas, smarthphones, ordenadores o ereaders.

http://canarias.ebiblio.es/

Puede hacer uso de eBiblio cualquier usuario de la Red de Bibliotecas Públicas de Canarias (BICA) y, para acceder a la plataforma deberás haber facilitado a tu Biblioteca Pública una dirección de correo electrónico y ésta a tí una contraseña.  Con estos datos podrás acceder a la plataforma y empezar a buscar en el catálogo y disfrutar de sus servicios. Si no tienes estos datos, ven a tu Biblioteca y habla con la bibliotecaria.

eBiblio Canarias te da la opción de leer tus libros prestados de distintas maneras
     - en streaming (a través de cualquier navegador conectado a internet)   
   - en la nube (con las aplicaciones de lectura disponibles para iOS y Android. Aplicaciones que permiten la lectura online y offline
    - en ereaders y ordenadores personales, mediante la descarga del libro con el DRM de Adobe.

App eBiblio para iOs
App eBiblio para Android












El tiempo de préstamo es de 21 días. 

¡¡Disfruten de la lectura!!

martes, 23 de septiembre de 2014

La primera experiencia de Juan José Millás en una Biblioteca Pública


Entre la naturaleza y la lectura, il. Louire Zong
Quiso el azar (esa forma, según Borges, de causalidad cuyas leyes ignoramos) que la primera novela que leyera en mi vida fuera Cinco semanas en globo de Julio Verne. Aclarémonos: yo no era lector. 
 
Yo era un niño que pasaba muchas horas en la calle y que en invierno, para combatir el frío, se metía a ratos en una biblioteca pública de su barrio en la que había calefacción, pero donde era obligatorio permanecer callado y quieto: tal era el precio del calor. 
 
Un día, por puro aburrimiento, ese niño se levantó de la mesa, se acercó a una de las estanterías, extrajo de ella un par de libros que devolvió a su lugar después de examinar sus portadas. Su dedo índice continuó recorriendo los lomos de los volúmenes, como la aguja de la ruleta recorre las casetas de los números, hasta que se detuvo en Cinco semanas en globo. La ilustración de cubierta mostraba un globo con la canasta medio desprendida y a cuyos restos se aferraban desesperadamente dos o tres personas. El niño regresó perezosamente con el libro a la mesa, lo abrió, leyó sus primeras líneas y se precipitó en el interior del relato como el que tropieza y cae por las escaleras que conducen al sótano. Un instante fundacional. 
 
Verano en la Biblioteca, il. Arthur Getz
 Allí nació, sin duda, la idea del libro como sótano, como lugar simbólico en cuyo interior estás a salvo de todo excepto de ti mismo. El libro como salvación, la lectura como venganza.

El niño no era socio de la biblioteca, por lo que no podía tomar el libro prestado para llevárselo a casa. Cuando llegó la hora de cerrar, se desprendió de él como si se desprendiera de un brazo o una pierna. Regresó al hogar incompleto. 
 
Los libros, desde ese instante, se habían convertido para él, no en una herramienta, sino en una prótesis, es decir, en algo que venía a sustituir una amputación misteriosa de la que hasta ese momento no había sido consciente. Ya no podría vivir sin ellos. Al día siguiente, media hora antes de que abrieran la biblioteca, el niño ya estaba a sus puertas para ser el primero en entrar, no fuera a ser que alguien cogiera antes que él la novela comenzada el día anterior. No habría podido soportarlo. Durante los siguientes días viajó en aquel globo junto al Doctor Fergusson, su criado Joe y su amigo Dick Kennedy. Partieron de Zanzíbar y observaron África desde el cielo. El niño todavía no se ha bajado de ese globo.
 
El lector contempla la vida de otra manera, il. Michael Hirshon
 
Millás, Juan José, "La vuelta al mundo de Julio Verne",2014, http://elpais.com/elpais/2014/09/17/eps/1410953525_510918.html

lunes, 22 de septiembre de 2014

I Encuentro de Clubes de Lectura en El Rosario en torno a "El amor en los tiempos del cólera"

El pasado viernes 19 de septiembre, acogidos por el Club de lectura de la Biblioteca Municipal de La Esperanza "Café con duende", tuvo lugar el I Encuentro de Clubes de Lectura de El Rosario. Un encuentro enmarcado dentro del proyecto de animación y fomento a la lectura conducido por ambas bibliotecas públicas titulado "Cien razones para leerlo" y dedicado a la obra de Gabriel García Márquez. 



Una mesa temática junto a la puerta, nos preparaba para lo que nos esperaba. Un ajedrez, cartas de amor, flores y, por supuesto un loro, ambientaban la escena para luego comenzar el debate en torno a "El amor en los tiempos del cólera"


     Una reunión en la que no faltaron los almendras porque, como bien dice esta novela desde el inicio del libro: "Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados".

     Marcada por diversos debates: las distintas facetas del Amor, la reflexión en torno a la vida y la muerte, la perseverancia de las cosas, los sentimientos capaces de durar toda una vida, cómo nos influye su literatura, el lenguaje de las flores... Hablamos de las Mujeres de García Márquez porque en ellas siempre "se notaba el juicio y el recelo de una mujer con los pies bien plantados sobre la tierra".  Hablamos también de Florentino Ariza, que fíngía leer por amor bajo los almendros convencido de que "Tenía que enseñarle a pensar en el amor como un estado de gracia que no era un medio para nada, sino un origen y un fin en sí mismo".



¿Y hasta cuándo cree usted que podemos seguir en este ir y venir del carajo?
Florentino Ariza tenía la respuesta preparada desde hacía cincuenta y tres años, siete meses y once días con sus noches. 
-Toda la vida- dijo. 

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Por primera vez se reúnen los dos clubes de lectura municipales de El Rosario en un solo encuentro en torno a Gabriel García Márquez

Las Bibliotecas Públicas de El Rosario (Tenerife) continuamos después de las vacaciones con nuestro proyecto de animación y fomento a la lectura "Cien razones para leerlo". Proyecto dedicado a la obra de Gabriel García Márquez y que ha tenido como principal objetivo acercar su obra a nuestros usuarios y servir de apoyo para la integración social de los internos del Centro Penitenciario Tenerife II trabajando con la ciudadanía. 

    Este viernes, 19 de septiembre, nuestra reunión con el Club de Lectura será diferente y especial porque, por vez primera después de una década, los dos Clubes de lectura municipales se unen en torno a una sola lectura: "El amor en los tiempos del cólera".

 
El Club de lectura "Café con duende" y el Club de lectura "La Hierbita" se reunirán en la Biblioteca Pública de la Esperanza a las 20.00h. 

Una reunión que estará caracterizada por el olor de las gardenias, el sabor de las almendras y las desventuras del Amor de Florentino Ariza, que siempre fingía leer bajo los árboles:

(Fot. L.Hernández y N.Clavijo)
"Tenía que enseñarle a pensar en el amor como un estado de gracia que no era un medio para nada, sino un origen y un fin en sí mismo"  
G.García Márquez "El Amor en los tiempos del cólera"
 





viernes, 12 de septiembre de 2014

En memoria de Arturo Maccanti (1934-2014)

Arturo Maccanti (1934-2014) decía que el poeta era"un viejo incluso cuando es joven... Medita y reflexiona sobre las cosas no vividas".


Hoy Canarias llora su pérdida. Un poeta que subrayó su poesía con una lírica emotiva, sentimental y conmovedora hundida en el paisaje de las islas. Una poesía marcada por la insularidad (aislamiento y lejanía) que convive con una ternura delicada y lírica reflejando siempre el concepto de Isla, en su dimensión interior. 

Obtuvo el Premio Canarias de Literatura en el año 2003. Con una extensa obra poética a sus espaldas fue promotor de este género organizando y participando en diferentes proyectos como "La Laguna, ciudad de Poesía" en el año 2001. 

Desde tu Biblioteca Pública te invitamos a que sus versos cobren vida




jueves, 4 de septiembre de 2014

Levalet, street art de animación y fomento a la Lectura


Charles Leval, más conocido como Levalet, es un street artist francés al que lo podemos ver paseando por las calles, mirando las paredes vacías y midiéndolas para, luego, crear sus característicos personajes en blanco en negro con tinta y papel que luego pegará en los muros callejeros. 
 
Sus trabajos interactúan con los espacios que ocupan, son personajes hechos a medida y que solo cuadran con ese lugar en concreto en el que Levalet ha decidido colocarlos. Pero además, va un poco más lejos, y en ocasiones les añade objetos reales como paraguas o libros, que le acaban de dar ese toque que los devuelve (casi) a la vida.